domingo, 26 de octubre de 2014

Encuentros en las dunas


El primer objetivo de este paseo por las dunas del Carabassí (Elx-Alacant), era encontrar algún ejemplar de Pancratium Maritimum, en flor. (Normalmente florece de julio a septiembre)
(También la llaman... Lirio de mar, azucena de arenal o marina, Nardo coronado)


Todas las plantas tenían ya sus frutos, llenos de negras semillas... 


Muchos ya maduros que volcaban su tesoro a la arena para ser transportadas 
y germinar en otra duna...


Tras un largo paseo en el que ya casi había perdido la esperanza..., 
encontre dos espléndidas matas en flor.


La flor es grande, blanca, con un olor especial...



Ya comenzaba a hacer calor y me dediqué a buscar a una oruga también muy especial que se alimenta de esta planta.  Es la Brithys Crini, una pequeña mariposa nocturna.





Había cientos de ellas, todas ocupadas en tomar una buena ración de hoja de lirio de mar...



Os enlazo otra entrada dónde podréis ver el entorno en el que viven estos maravillosos seres:
Naturaleza y turismo

¡Feliz semana!


lunes, 20 de octubre de 2014

Tabarca en Otoño


Celebrar el "Nou d'octubre" (Fiesta de la Comunidad Valenciana) en Tabarca, es todo un privilegio!


Las recientes lluvias han cubierto de un verde tapiz la desértica isla...


Espinos, esparragueras, hinojos marinos cubren el reseco suelo tras el largo verano...



Y las playas..., el litoral entero, ...descansando del trajín del verano. Apenas unos cuantos británicos, alemanes, ...se recorrían la isla..
.( Los de aquí venían a la hora de comer)
Nosotras la paella nos la ganamos!


Un paseo agradable por su entorno; las gaviotas y los cormoranes, dueños de la costa y sus escollos...


Hacía calor y el baño fue el premio que nos dimos. Buceamos a  no más de dos metros de profundidad, sobre la Posidonia Marina, entre bancos de peces, rocas con pasadizos... Genial!!!



Gatos en la Isla no faltan, rivalizan con las gaviotas por pedir comida...


La mar en calma, el retorno suave, el vaivén del catamarán...,
( reflexión)
Un día completo, ...nostalgia de un día especial...
 ...de libertad!

(Gracias amiga Vicenta por compartir conmigo este día tan especial)



lunes, 13 de octubre de 2014

Luna de Otoño


Un beso...
A la Luna, mi mejor y discreta confidente...




A mis amigas con las cuales los problemas de la vida 
se diluyen como los reflejos de Selene en el mar...


Valientes...



Paz, Lourdes, Vicenta, Loli, Anabel, Maribel, Rosa, Candy...
Gracias!!!

miércoles, 1 de octubre de 2014

Yo, señor, no soy malo...


Yo, señor, no soy malo, aunque no me faltarían motivos para serlo. Los mismos cueros tenemos todos los mortales al nacer y sin embargo, cuando vamos creciendo, el destino se complace en variarnos como si fuésemos de cera y en destinarnos por sendas diferentes al mismo fin: la muerte. 


Hay hombres a quienes se les ordena marchar por el camino de las flores,  y hombres a quienes se les manda tirar por el camino de los cardos y de las chumberas.


Aquellos gozan de un mirar sereno y al aroma de su felicidad sonríen con la cara del inocente;  estos otros sufren del sol violento de la llanura y arrugan el ceño como las alimañas para defenderse.  


Hay mucha diferencia entre adornarse las carnes con arrebol y colonia, y hacerlo con tatuajes que después nadie ha de borrar ya.


Camilo José Cela, "La familia de Pascual Duarte"

domingo, 14 de septiembre de 2014

Amanecer


    Hincho mi corazón para que entre
como cascada ardiente el Universo.


El nuevo día llega y su llegada
me deja sin aliento.


Canto como la gruta que es colmada
canto mi día nuevo.


    Por la gracia perdida y recobrada
humilde soy sin dar y recibiendo
hasta que la Gorgona de la noche
va, derrotada, huyendo.


Gabriela Mistral
Amanecer

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Al iniciarse el alba


Apenas llegó  Zaratustra a los treinta años, dejó su patria y el lago de su patria y se refugió en  la montaña. Durante diez años disfrutó allí, sin cansarse, de su espíritu y de su soledad. Hasta que al fin se  transformó su corazón, y una mañana se levantó al iniciarse el alba, y plantándose frente al sol  le habló así:


¡Oh! ¿Cuál sería tu dicha si no tuvieras  a quienes iluminar? Hace diez años que llegas hasta mi  y te hubieras cansado de tu luz y de tu camino si no me tuvieras a mí, a mi águila y a mi serpiente.
Cada mañana te esperamos para beneficiarnos con tus pródigos rayos y bendecirte por ellos.


Mas he aquí que me he hastiado de mi sabiduría, como la abeja que ha elaborado excesiva miel. Ahora necesito  manos que se me tiendan.
Quisiera dar y distribuir hasta que los sabios entre los hombres de nuevo estén gozosos de su locura, y los pobres, dichosos  de su riqueza.
Por eso debo descender yo a las profundidades como lo haces tú por la tarde cuando te hundes detrás de los mares para llevar tu luz al otro lado del mundo, ¡oh astro esplendoroso! Debo desaparecer como tú, acostarme, como dicen los hombres hacia los cuales quiero descender.


¡Bendíceme, ojo sereno, tú que puedes contemplar sin envidia hasta la dicha que no tiene límites!
¡Mira esta copa que está ansiosa por vaciarse nuevamente! ¡Mira a Zaratustra que quiere recomenzar a ser hombre!

Y así se inició el descenso de Zaratustra.


Así habló Zaratustra, Friedrich Nietzsche

(Traducción Carlos Vergara)

lunes, 1 de septiembre de 2014

Bendita Libertad


Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

Sólo la sombra. Sin rastro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.


Cárdenos ceños, pasiones de luto.
Dientes sedientos de ser colorados.
Oscuridad del rencor absoluto.
Cuerpos lo mismo que pozos cegados.

Falta el espacio. Se ha hundido la risa.
Ya no es posible lanzarse a la altura.
El corazón quiere ser más de prisa
fuerza que ensancha la estrecha negrura.

Carne sin norte que va en oleada
hacia la noche siniestra, baldía.
¿Quién es el rayo de sol que la invada?
Busco. No encuentro ni rastro del día.


Sólo el fulgor de los puños cerrados,
el resplandor de los dientes que acechan.
Dientes y puños de todos los lados.
Más que las manos, los montes se estrechan.

Turbia es la lucha sin sed de mañana.
¡Qué lejanía de opacos latidos!
Soy una cárcel con una ventana
ante una gran soledad de rugidos.


Soy una abierta ventana que escucha,
por donde ver tenebrosa la vida.
Pero hay un rayo de sol en la lucha 
que siempre deja la sombra vencida.


Miguel Hernández, Eterna sombra